Edición Familiar: Un Drama en Cuatro Actos – Noaj 5779

Bienvenidos a Convenio y Conversación 5779 Edición Familiar

Sacks Familia Noaj [PDF]

 

 

נח תשע”ט

Noaj 5779

Un Drama en Cuatro Actos

Traductores:
Ines Jawetz
Myriam Rozengurt
Iair Salem

Convenio y Conversación: Edición Familiar es una iniciativa nueva y emocionante de La Oficina del Rabino Sacks para 5779. Escrita como un acompañamiento al ensayo semanal Convenio y Conversación del Rabino Sacks, la Edición Familiar tiene como objetivo conectar a los niños mayores y adolescentes con sus ideas y pensamientos sobre la parashá. Cada elemento de la Edición Familiar es progresivamente más avanzado; La Idea principal es apropiada para todas las edades y el elemento final, Del Pensamiento Del Rabino Sacks, es la sección más avanzada. Cada sección incluye preguntas para reflexionar, destinadas a instigar la discusión entre los miembros de la familia de la manera más adecuada para ellos. La sección final es un compañero educativo que incluye puntos de conversación sugeridos en respuesta a las preguntas encontradas en la Edición familiar.

  PARSHAT NOAJ

EN POCAS PALABRAS

 

 

La Humanidad se convirtió en malvada y eso llevó a Dios a provocar una Inundación y a empezar nuevamente. Noaj es el único ser humano que Dios considera lo suficientemente justo para ser salvado. A él le es ordenado traer a su familia y a los animales, dentro del Arca. Esas criaturas son los únicos sobrevivientes de la Inundación.

Cuando termina la lluvia y bajan las aguas, Noaj emerge del Arca y ofrece un sacrificio a Dios. Luego, Dios hace un pacto con toda la humanidad, a través de Noaj, estableciendo los mandamientos básicos de cómo ser moral, y prometiendo nunca más destruir el mundo por medio de una inundación. Noaj planta un viñedo, hace vino y luego se emborracha.

Una segunda historia es entonces contada acerca de una nueva generación de seres humanos, después de la Inundación, que tratan de construir una ciudad, cuya torre alcanzará el cielo. Fue llamada la Torre de Babel. Dios los detiene  confundiendo sus lenguajes.

La parashá termina con una lista de las diez generaciones que hubo entre el hijo de Noaj, Shem, y Abraham.

 

 

  LA

IDEA CENTRAL

 

 

Entre la historia de la creación y el llamado a Abraham en la  parashá de la próxima semana, la Torá nos cuenta cuatro historias: Adán y Eva comen la fruta prohibida del Jardín del Edén. Adán entonces culpa a Eva, quien  a su vez culpa a la serpiente. Ninguno asume responsabilidad personal.

Luego Caín y Abel traen ofrendas a Dios, pero solo la de Abel es aceptada. Con rabia, Caín mata a su hermano, y cuando Dios le pregunta dónde está su hermano, él responde “¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?” Él niega que tenga alguna responsabilidad con su hermano.

Luego, la Torá nos cuenta sobre Noaj y el Diluvio. Noaj es descrito como un hombre puro y justo, y entonces Dios decidió salvarlo a él y su familia. Noaj era justo pero no un héroe. Él solo se salvó a sí mismo, no a la humanidad. Noaj no se vio a sí mismo como responsable del destino de la Humanidad.

Finalmente, en la historia de la Torre de Babel, a pesar de que sabemos que fue un gran pecado, no queda muy claro cuál era tal pecado. Por tratar de construir una torre que pudiera “alcanzar el cielo”, los constructores de Babel querían tomar el lugar de Dios. Ellos negaron que tuvieran la responsabilidad de escuchar y seguir a Dios.

PREGUNTAS PARA PENSAR:

  1. ¿Qué palabra o tema conecta a estas tres historias?
  2. ¿Qué es lo que diferencia a cada una de estas historias?
  3. ¿Que significa esa palabra para ti en tu vida?

 

   

UNA VEZ

SUCEDIÓ…

 

 

Esta es una historia sobre cuatro personas llamadas: Todos, Alguien, Cualquiera y Nadie.

Había un importante trabajo para hacer y Todos estaba seguro de que Alguien lo haría. Cualquiera podía haberlo hecho, pero Nadie lo hizo.-

Alguien se enojó por eso, porque era el trabajo de Todos.

Todos pensó que Cualquiera podía hacerlo, pero Nadie se dio cuenta de que Todos no lo haría.

Y termina en que Todos culpó a Alguien,  cuando Nadie hizo lo que Cualquiera podría haber hecho.

 

PREGUNTAS PARA PENSAR:

  1. ¿Cual piensas que es el mensaje de esta historia?
  2. ¿Puedes pensar en un ejemplo concreto de cómo puedes usar este mensaje en tu vida, en la próxima semana?

 

 

  PENSANDO MÁS

PROFUNDAMENTE

 

 

Démosle una mirada más profunda a estas 4 historias del principio del Libro de Génesis.

En la primera historia, una vez que Adán y Eva comieron la fruta prohibida, ellos descubren la vergüenza y Dios les pregunta acerca de lo que han hecho. Esta es la conversación que sigue: Y Él dijo: “¿Quién te ha dicho que estabas desnudo? ¿Has comido acaso del árbol, del cual te mandé que no comieras?” Y dijo el hombre: “La mujer que pusiste conmigo, ella me dio del árbol y comí.” Y dijo Dios a la mujer: “¿Qué es lo que has hecho?” Y dijo la mujer: “La serpiente me sedujo y comí.”

El hombre culpa a la mujer, la mujer culpa a la serpiente. Ambos niegan la responsabilidad personal: no fui yo; no fue mi culpa. Este es el nacimiento de lo que hoy se conoce como la cultura de la víctima.

El segundo drama, sigue al primer asesinato de la historia, tiene un diálogo similar pero con una diferencia importante: Y el Señor dijo a Caín: “¿Dónde está tu hermano Abel?” “No sé: ¿Soy yo acaso  guardián de mi hermano?” Y dijo el Señor: “¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a Mí desde la tierra.

Una vez más, el tema de la responsabilidad, pero en un sentido diferente. Caín no niega su responsabilidad personal. El no dice, “Yo no fui.” El niega tener responsabilidad moral. “Yo no soy el  guardián de mi hermano.” Yo no soy el responsable por su seguridad. Sí, lo hice porque tuve ganas de hacerlo. Caín aún no ha aprendido la diferencia entre “Yo puedo” y “Yo debo”.

La tercera historia, la historia de Noaj, también tiene a la responsabilidad en su núcleo.  Noaj es un hombre virtuoso pero no es un héroe. El ha nacido para tener grandes expectativas.  “El nos confortará,” dice su padre Lemej, dándole su nombre.  No obstante, Noaj  no salva a la humanidad. El solamente se salva a sí mismo, a su familia y a los animales que lleva consigo al arca. El Zohar lo contrasta desfavorablemente con Moisés: Moisés rezó por su generación, Noaj no lo hizo. Nosotros tenemos que hacer lo que sea necesario para salvar a otros, no solamente salvarnos a nosotros mismos. Noah falló  en la prueba de la responsabilidad colectiva.

La cuarta es la historia de la Torre de Babel. ¿Cuál fue el pecado de sus constructores? La historia de Babel es un drama acerca de las dos palabras claves de la primera oración de la Torá: “En el comienzo creó Dios el cielo y la tierra.” El cielo es del dominio de Dios; la tierra es del dominio del hombre. Al intentar construir una torre que pudiera “alcanzar al cielo”, los constructores de Babel fueron hombres tratando de ser dioses. ¿Qué tiene esto que ver con la responsabilidad?

No es accidental que la palabra responsabilidad sugiera una respuesta-habilidad. La palabra equivalente en Hebreo, ajaraiut, viene de la palabra ajer, que significa “un otro”. La responsabilidad es siempre una respuesta a algo o a alguien. En el Judaísmo, significa una respuesta a una orden de Dios. Al intentar alcanzar el cielo, los constructores de Babel estaban diciendo efectivamente: vamos a tomar el lugar de Dios. No vamos a responder a Su Ley o a respetar Sus límites. Vamos a crear un lugar en el que nosotros gobernemos, no Dios. Babel es la falla de la responsabilidad ontológica – la idea de que somos llamados por algo superior a nosotros (ontología es el estudio de la naturaleza del ser).

Lo que vemos en estas historias es un drama construido excepcionalmente fuerte en cuatro actos acerca del tema de la responsabilidad y el desarrollo moral. Lo primero que aprendemos de niños es que nuestros actos están bajo nuestro control  (responsabilidad personal). Lo siguiente es que no todo lo que podemos hacer lo debemos hacer (responsabilidad moral). La siguiente etapa es la de darnos cuenta de que no somos responsables solo para con nosotros mismos, sino que también lo somos para con la personas que nos rodean (responsabilidad colectiva). Por último, aprendemos que la moralidad no es algo que los seres humanos inventan, sino que es parte del universo que tiene un creador. Existe una autoridad más allá del género humano (responsabilidad ontológica).

 

 

 

  DEL PENSAMIENTO DEL

RABINO SACKS

 

 

Esta fue, tal vez, la mayor contribución del Judaísmo – vía las raíces judaicas del Cristianismo – al Occidente. La idea de que el tiempo es un escenario de cambio, y que la libertad y la creatividad son el regalo de Dios a la humanidad resultaron en avances impresionantes en la ciencia y en nuestro entendimiento del mundo, de la tecnología y nuestra habilidad para controlar el medio ambiente del ser humano, la economía y nuestra habilidad para sacar a las personas de la pobreza y el hambre, la medicina y nuestra habilidad de curar enfermedades. Estas llevaron a la abolición de la esclavitud, el crecimiento de una sociedad más igualitaria, el mejor posicionamiento de las mujeres, y la aparición de la democracia y el liberalismo…

Ser Judío es ser un agente de esperanza. Cada ritual, cada orden, cada sílaba de una historia Judía es una protesta en contra del escapismo, la resignación y la aceptación a ciegas del destino. El Judaísmo, la religión del Dios libre, es la religión de la libertad. El destino Judío se escribe en tiempo futuro. Es el creer en un futuro que aún no existe pero que podría ser, si atendemos el llamado de Dios, obedecemos su deseo y actuamos en conjunto como comunidad del pacto. El nombre del futuro Judío es esperanza…Los judíos fueron y aún son llamados a ser la voz de la esperanza en la conversación de la humanidad.

 Future Tense, p. 249-252

PREGUNTAS PARA PENSAR:

  1. El tiempo judío es lineal, en donde el futuro puede ser diferente y mejor que el pasado.¿Dónde  vemos esta idea en la Torá y en el Judaísmo? ¿Cuál  es la forma alternativa de mirar el mundo?
  2. ¿De qué manera se conecta esta fuente con las ideas de responsabilidad encontradas en el texto Convenio y Conversación de esta semana?

 

 

 

  ALREDEDOR DE LA

MESA DE SHABAT

 

¿Por qué es importante ser responsable de cada una de tus propias acciones?

¿De dónde crees que viene la moralidad? Si Dios no nos hubiera dado un marco moral a través de la Torá, ¿crees que la humanidad podría resolverlo por sí misma?

Noaj se compara desfavorablemente a Abraham, que intentó y salvó  a aquellos que habían sido condenados (Sodoma y Gomorra), por el contrario Noaj, quien simplemente obedeció el mandato de Dios y se salvó a sí mismo y a su familia al construir un arca. ¿Crees que esto es justo?

Según el Rabino Sacks, el pecado de la Torre de Babel es una negación de la responsabilidad ontológica, la negación de que hay un Dios que nos exige moralmente. ¿Cómo crees que se vería el mundo si la mayoría de la gente estuviera de acuerdo con los constructores de la Torre de Babel? ¿Es ese el caso en nuestro mundo de hoy?

¿Por qué crees que los primeros 11 capítulos del Génesis nos cuentan estas cuatro historias y exploran estos cuatro tipos de responsabilidad?

  TIEMPO DE

PREGUNTAS

¿Quieres ganar un Sidur con los rezos diarios semanales de Koren Aviv? Este Sidur ha sido diseñado para ayudar a los jóvenes a explorar su relación con Dios así como los valores, historia y religión de su pueblo. Envía un correo electrónico a: CCFamilyEdition@rabbisacks.org con tu nombre, edad, ciudad y una pregunta u observación sobre la parashá de Convenio y Conversación Edición Familiar. Cada mes seleccionaremos dos de las mejores, y ambos recibirán un Sidur dedicado por el Rab Sacks! Gracias a Koren Publishers por la amabilidad de donar estos maravillosos Sidurim.

 

  GUÍA EDUCACIONAL

PARA LAS PREGUNTAS

LA IDEA CENTRAL

 

Responsabilidad. Cada una de las cuatro historias se resuelve en torno a un tipo diferente de responsabilidad.

Cada historia se centra en un tipo diferente de responsabilidad, que el Rabino Sacks sugiere (en el ensayo principal de Convenio & Conversación) que  son similares a las etapas de desarrollo de un niño que está creciendo hacia la maduración. Estas son: (a) Responsabilidad personal; (b) Responsabilidad moral; (c) Responsabilidad colectiva; y (d) Responsabilidad ontológica.

Anima a tu hijo / alumno a reflexionar sobre lo que cree que significa la responsabilidad, de dónde proviene (¿cuándo y por qué tienen que ser responsables?) y cuándo se vuelve un concepto importante en sus vidas. Anímalos a formular ejemplos concretos de su propia vida cotidiana.

 

UNA VEZ SUCEDIÓ…

 

  1. Esta historia es una versión humorística de lo que puede suceder cuando nadie se responsabiliza de algo que un grupo necesita que se haga. Deberíamos alentar a nuestros hijos / estudiantes a que sean la persona dispuesta a hacer lo que sea necesario, incluso si están rodeados de personas que se niegan a dar un paso adelante.

Anima a tu hijo / alumno a pensar en un momento en la próxima semana en el que tendrá la oportunidad de dar un paso adelante y asumir la responsabilidad.

 

DEL PENSAMIENTO DEL RABINO SACKS

 

  1. La Torá misma (Jumash y Tanaj) está contando una historia, con muchos giros en la trama. A pesar de que algunos argumentan (siendo el Rabino Sacks uno de ellos) que, en forma excepcional, la Torá no termina con una conclusión o concreción de la narrativa, aún así   progresa hacia una conclusión. Esto podría ser, vivir como una nación segura y cómoda en nuestra propia tierra adorando a nuestro Dios, o bien una era mesiánica de paz mundial, o tal vez algo más. Pero cualquiera que sea nuestro destino final, la Torá como texto filosófico se basa en la premisa de que el futuro será diferente y mejor que el pasado. Este concepto existe también en la filosofía y teología judías. El concepto mesiánico y el imperativo de tikkun olam (remendar el mundo) sugieren que, para los judíos y el judaísmo, las cosas pueden ser y serán mejores en el futuro, si trabajamos lo suficiente como para que así sea. El concepto de teshuvá (arrepentimiento) significa que siempre podemos mejorarnos a nosotros mismos y al mundo. Otros sistemas de pensamiento están en desacuerdo con esto y creen en el fatalismo. El destino no se puede cambiar, y estamos listos para reproducir tramas específicas predeterminadas, ya sea por “los dioses” (mitología griega) o nuestros genes (algunos científicos evolutivos) o nuestras experiencias de la primera infancia (psicología freudiana). El judaísmo desafía esta forma de ver el mundo.

Esta fuente introduce un quinto tipo de responsabilidad: la Responsabilidad Nacional. Este es un concepto central en el pensamiento del Rabino Sacks. El pueblo judío tiene la misión nacional de ser agentes de esperanza y luz en el mundo y ayudar a llevar al mundo a un estado mejor de redención (tikkun olam).

 

ALREDEDOR DE LA MESA DE SHABAT

 

  1. Vemos ejemplos de personas en todos los ámbitos de la vida que no se responsabilizan por sus acciones, y nuestros niños / estudiantes también ven esto, desde políticos hasta celebridades, líderes religiosos y personas con las que estamos más conectados. No es obvio que tu hijo / alumno pueda expresar esto y puede que necesite ayuda para entender su importancia. Quizás podrías usar la historia de Adán y Eva como punto de partida para esta discusión.

Esta es una pregunta compleja con muchas respuestas y posiciones tanto dentro como fuera del pensamiento judío. La pregunta  busca alentar lo que tú y las personas alrededor de tu mesa de Shabat sienten instintivamente: ¿la moralidad es innata e intuitiva, o la humanidad necesita orientación desde el exterior (es decir, Dios)? Asegúrate de traer las historias de Génesis (y otras partes del Tanaj) para ilustrar y desarrollar la discusión.

Algunos pensamientos a considerar: ¿La responsabilidad del liderazgo es de todos por igual o depende en mayor medida de las habilidades y naturaleza personal? ¿Tal vez Noaj simplemente no tenía la capacidad de liderazgo que Abraham sí tenía? Si Dios hubiera querido que Noaj asumiera un rol de liderazgo, Él podría haberlo ordenado, como lo hizo con Moisés (quien se mostró reacio a tomar el manto del liderazgo y si lo hubiera dejado elegir , no habría asumido tal responsabilidad). Dicho esto, Dios  sí  le ordenó a Abraham y, sin embargo, Abraham se destaca por su iniciativa y liderazgo.

La pregunta que debemos considerar aquí es ¿cuán secular es realmente la sociedad occidental? Si la mayoría de la gente no cree en la responsabilidad ontológica ¿Lleva esto al caos y la anarquía? ¿O los seres humanos tienen un sentido innato de moralidad y justicia? ¿Es la sociedad actual, mientras que en su mayoría es secular, todavía moral y justa, y es eso debido a un sentido innato de la moralidad? ¿O es porque incluso la base de las sociedades occidentales seculares en Europa y América sigue siendo la tradición judeocristiana?

Los primeros capítulos exploran y presentan la ontología del ser humano: lo que significa ser un ser humano. Después del capítulo 11, la Torá dirige su atención al judío y al pueblo judío, y el resto del libro explora lo que significa ser un judío: la ontología del judío. Por lo tanto, estas cuatro historias son fundamentales para comprender el desarrollo moral del ser humano, y deberían alentarnos a abordar estas cuatro etapas del desarrollo moral.

Leave a Reply