Edición Familiar: El Monte Sinaí y el nacimiento de la libertad (Itró 5779)

EDICION FAMILIAR: EL MONTE SINAÍ Y EL NACIMIENTO DE LA LIBERTAD (ITRÓ 5779)

Convenio y Conversación: Edición Familiar es una iniciativa nueva y emocionante de La Oficina del Rabino Sacks para 5779. Escrita como un acompañamiento al ensayo semanal Convenio y Conversación del Rabino Sacks, la Edición Familiar tiene como objetivo conectar a los niños mayores y adolescentes con sus ideas y pensamientos sobre la parashá.

Descarga la Edición Familiar de Itró 5779 en PDF

Esta Edición Familiar es una guía al ensayo principal de Convenio y Conversación para  Itró 5779 que puedes leer aquí.

La parashá Itró está dividida en dos episodios. En el primero (capítulo 18), Israel recibe su primer sistema de gobierno, delegado a líderes de miles, cientos, cincuenta y diez, bajo el consejo de Itró, el suegro de Moisés, cuyo nombre lleva la parasha. En el segundo episodio (capítulos 19-20) Israel recibe su constitución eterna (un conjunto de principios consagrados en ley que guían la forma en que la nación es gobernada) en forma de pacto con Dios. Un breve resumen de sus ideas clave es dado por la voz de Dios Mismo en la forma de los Diez Mandamientos (o Declaraciones).

En el Monte Sinaí una nueva clase de nación estaba siendo formada, y una nueva clase de sociedad – una que sería opuesta a la de Egipto. En Egipto, los pocos tenían poder y los muchos eran débiles y esclavizados. Esta nueva nación sería, en palabras de Abraham Lincoln en la Declaración de Gettysburg, “una nueva nación, concebida en libertad y consagrada a la proposición de que todos los hombres han sido creados iguales”. En realidad, sin el pacto entre el pueblo judío y Dios, realizado en el Monte Sinaí, las palabras de Lincoln serían inimaginables. En ningún otro lado encontramos algo similar a la política del Sinaí, con su visión radical de una sociedad que se mantiene unida no por el poder, sino por el acuerdo de sus ciudadanos. Esta inigualable sociedad fue fundada en una decisión tomada por sus miembros, individual y colectivamente, en total libertad de estar regidos por un código moral y un pacto con Dios.

Muchos historiadores, estudiando la historia de la política de la libertad, encuentran el origen de esta idea en los filósofos griegos como Platón y Aristóteles y las ciudades griegas (Atenas en particular) en el siglo V AEC. Pero están equivocados. Aunque la palabra “democracia” (cuya traducción literal significa ‘regida por el pueblo’, y es la palabra que usamos para el sistema político que se cree es el que más refleja la política de libertad) es de origen griego, las ciudades griegas estaban lejos de ser democráticas. La verdadera democracia nació en Europa y en América en los Siglos XVII y XVIII, y los filósofos de aquella época, que pensaron y escribieron sobre estas ideas, miraron primero y ante todo a la Biblia Hebrea para su inspiración. El concepto de una Sociedad libre nació en el Monte Sinaí.

PREGUNTAS PARA PENSAR

  1. ¿Por qué puedes llamar a una sociedad judía basada en los valores de la Torá una “sociedad libre”?
  2. ¿Existen sociedades en el mundo actual similares a la de Egipto, tal como la describe el Rabino Sacks?
  3. ¿Cuáles son los valores que provienen de la Torá que son también la base de la democracia?

Malala Yousafzai nació en Mingora una ciudad del distrito de Swat en Pakistán el 12 de julio de 1997. Nació en su casa ya que su familia no poseía los recursos para que naciera en un hospital. Malala creció admirando a su padre, un activista que creía que la falta de educación era la raíz de todos los problemas de Pakistán. Asistió a una escuela pública fundada por su padre y desarrolló desde una edad temprana mucha curiosidad por el conocimiento. Ella adoraba los libros y decidió que quería ser doctora. Pero su padre sintió tempranamente que su hija tenía un don para algo más allá de la medicina. Él la animó a pensar abiertamente y a expresar sus opiniones políticas con libertad. Después de enviar a sus dos hermanos menores a la cama, él y Malala se quedaban discutiendo sobre política hasta altas horas de la noche.

En el año 2007, cuando Malala tenía sólo diez años de edad, su ciudad natal comenzó a cambiar a medida que se acercaban los militantes talibanes. La violencia pronto se extendió por el valle de Swat, y las escuelas sólo para niñas enfrentaban amenazas regularmente. Mientras la asistencia a clases decaía, Malala se negaba a renunciar a su derecho a la educación. Su padre notó su pasión por enfrentarse a la opresiva campaña de los talibanes y llevó a Malala a Peshawar a hablar en el club local de la prensa, donde ella dio un apasionado discurso a una audiencia de periódicos y canales de televisión en apoyo a la educación para las niñas. Entonces la BBC vino y le pidió que fuera bloguera para ellos de manera anónima.

Ya el 2009, sus experiencias habían recibido atención global y el New York Times se le acercó para que fuera presentada en un documental. Ese mismo año se mostró el documental y obtuvo cobertura internacional. Se reveló que Malala era el estudiante detrás del blog de la BBC y su perfil en Pakistán creció, y en 2011, fue galardonada con el Premio Nacional de la paz juvenil de Pakistán. Pero los talibanes no estaban contentos con el activismo de Malala y comenzaron a enviar amenazas de muerte. Publicaron advertencias en el periódico y deslizaron notas amenazantes bajo la puerta de su casa.

El 9 de octubre de 2012, Malala viajaba de vuelta a su casa desde la escuela en un autobús con sus amigos, cuando un pistolero enmascarado abordó el autobús y exigió saber qué niña era Malala. Cuando sus amigos se voltearon a mirarla, él disparó tres tiros. Una bala golpeó a Malala en el lado izquierdo de su cabeza y viajó por su cuello encajándose en su hombro. Malala fue transportada en avión a un hospital militar en estado crítico. Después de cinco horas de operación, la bala fue removida, pero estaba lejos de estar estable. Sus órganos estaban fallando, una infección se había desarrollado, y ella estaba en un coma inducido. Las ofertas para tratar a Malala venían de todas partes del mundo, y la enviaron a Alemania y luego al Reino Unido para recibir tratamiento. En enero de 2013, Malala Yousafzai fue finalmente dada de alta del hospital después que le fuera reconstruido su cráneo y haber recibido un implante coclear para restablecer su audición.

El tiroteo cambió su vida. A medida que el intento de asesinato estimuló la indignación mundial, ella dedicó su vida al activismo en nombre de niños y mujeres de todo el mundo. Ella ha compartido sus ideas en las Naciones Unidas, la Universidad de Harvard, y se reunió con la Reina Isabel y el Presidente Barack Obama. En 2014, a la edad de 17 años, Malala se convirtió en la persona más joven en recibir un premio Nobel de la paz. Hoy en día vive en Birmingham y estudia filosofía, política y economía en la Universidad de Oxford. Tiene su propia fundación sin fines de lucro, Malala, y sigue siendo una voz para la libertad y la educación en el mundo hoy en día.


PREGUNTAS PARA PENSAR

  1. ¿Crees que la educación es un derecho básico de cada ser humano? ¿Por qué crees tú que en sociedades que no son libres, se limita a veces la educación?
  2. ¿Cómo está conectada la historia de Malala con el mensaje de la Idea Central de esta semana de Covenant & Conversation?

Tres factores acerca de la experiencia del pueblo judío en Sinaí resultaron cruciales. El primero fue que mucho antes de entrar en la tierra y adquirir su propio sistema de gobierno (primero por los jueces y luego los reyes) habían entrado en un pacto abarcador con Dios. Ese pacto (Brit Sinaí) fijó límites morales al ejercicio del poder. El código que hoy llamamos Torá estableció por primera vez la primacía del derecho sobre la fuerza. Cualquier rey que obrara en forma contraria a la Torá estaría actuando ultra vires (fuera de la autoridad legítima) y podía ser cuestionado. Este es el hecho singular más importante acerca de la política bíblica.

La democracia según el modelo griego siempre tuvo una falla letal. Alexis de Tocqueville y John Stuart Mill la llamaron “la tiranía de la mayoría.” J.L.Talmon la llamó la “democracia totalitaria.” El gobierno de la mayoría no garantiza los derechos de las minorías. Como señaló con justicia Lord Acton, fue eso lo que causó la caída de Atenas. “No había ley superior a la del estado. El legislador estaba más allá de la ley.” En el judaísmo por el contrario, los profetas fueron enviados para desafiar la autoridad del rey si éste no actuaba dentro de los términos fijados por la Torá.

El segundo elemento clave está en el prólogo al pacto. Dios le dice a Moisés: “Si ustedes me obedecen plenamente y guardan Mi pacto, ustedes serán Mi posesión atesorada, pues toda la Tierra es Mía. Ustedes serán para Mí un reino de sacerdotes y nación sagrada’” (Ex. 19: 3-6) y el pueblo responde “Haremos todo lo que el Señor dice” (Ex. 19: 8) Hasta que el pueblo no confirmó su consentimiento, la revelación no pudo continuar. El principio en juego era que no había gobierno legítimo que no tuviera el consenso de los gobernados, aun si el gobernador fuera el Creador del cielo y de la tierra. Conozco pocas ideas más radicales que esta. En el corazón del judaísmo está la idea – mucho más avanzada para su tiempo, aunque no siempre reconocida – de que el Dios libre desea el culto libre de seres humanos libres. Dios, dijeron los rabinos, no actúa tiránicamente con Sus criaturas.

El tercero, igualmente avanzado para la época, era que los socios del pacto debían ser “todos los integrantes del pueblo” – hombres, mujeres y niños. Este hecho se enfatiza más adelante en la Torá en la mitzvá de Hakel, la ceremonia de renovación del pacto cada siete años. La Torá expresa específicamente que todo el pueblo debe estar reunido para esta ceremonia, “hombres, mujeres y niños” (Deut. 31: 10-13). Mil años más tarde, cuando Atenas experimentaba la democracia, solo una sección limitada de la sociedad tenía derechos políticos. Las mujeres, niños, esclavos y extranjeros estaban excluidos. En muchos aspectos esto era cierto hasta muy recientemente. En Inglaterra, las mujeres no tuvieron derecho al voto hasta 1918. En Estados Unidos el sufragio femenino recién se completó en 1920, aunque en algunos estados ocurrió con anterioridad.
De acuerdo con los sabios, cuando Dios nos estaba por entregar la Torá en el Sinaí le dijo a Moisés que consultara primero con las mujeres y recién después con los hombres. Este es el sentido del versículo “Esto es lo que le dirás a la casa de Yaakov y dirás al pueblo de Israel” (Ex. 19: 3) La casa de Yaakov, nos dicen los sabios, se refiere a las mujeres. La Torá, la “constitución de la libertad” de Israel, incluye a todos. Fue el primer momento, en miles de años, en que la ciudadanía era concebida como universal.

Con la revelación del Sinaí, algo sin precedentes ingresó en el horizonte del hombre, aunque transcurrirían siglos, milenios, antes de que todas sus implicancias sean comprendidas. En el Sinaí, nació la política de la libertad.

El destino [judío] era crear una sociedad que honrara la proposición que todos somos creados a imagen y semejanza de Dios. Sería un lugar donde la libertad de unos no significaría la esclavitud de otros. Sería lo opuesto de Egipto, cuyo pan de aflicción y hierbas amargas de la esclavitud comerían todos los años en la festividad de Pesaj para recordarles lo que debían evitar… El judaísmo es el código de una sociedad auto-gobernada… Porque el judaísmo también es el código de una sociedad, también es sobre las virtudes sociales: rectitud (tzedek, tzedaká), justicia (mishpat), amor al prójimo (jesed) y compasión (rajamim). Dichas virtudes estructuran el patrón de la ley bíblica, que cubre todos los aspectos de una vida en sociedad, su economía, sus sistemas de bienestar, su educación, vida familiar, relaciones empleador-empleado, la protección del medio ambiente, etc. Los principios más amplios que controlan esta estructura, tradicionalmente enumerados como los 613 mandamientos, son claros. Nadie debería ser dejado en la pobreza extrema. A nadie debería negársele el acceso a la justicia y los tribunales. Ninguna familia debería quedarse sin su porción de tierra. Un día de cada siete, todos deberían ser libres. Un año de cada siete, todas las deudas deberían ser canceladas. Un año de cada cincuenta, toda la tierra que había sido vendida volvería a sus dueños originales. Era lo más cercano a una sociedad igualitaria que el mundo antiguo había visto.

Future Tense, pp.135-136

PREGUNTAS PARA PENSAR

  1. ¿Cómo se relaciona este texto con el mensaje de Convenio y Conversación?
  2. ¿Cómo y dónde podemos cumplir con la llamada que se nos hizo en Sinaí, para construir una sociedad libre basada en los valores de la Torá?
  1. ¿Cuál es la diferencia entre un código moral individual y un código moral nacional?
  2. ¿Cómo fueron influenciados los padres fundadores de Estados Unidos (y otros países occidentales) por la Torá y el pacto en Sinaí?
  3. ¿Cómo limita el pacto de Sinaí el poder de un Rey (o cualquier otro líder)?
  4. ¿Dónde está el principio de que “no hay un gobierno legítimo sin el consentimiento de los gobernados” en el pacto de Sinaí?
  5. ¿En qué parte de la Torá podemos observar la idea de ciudadanía universal, que permite a todos los ciudadanos a emitir su voto en una democracia (incluidas mujeres, minoría étnicas y religiosas)?

¿Quieres ganar un Sidur con los rezos diarios semanales de Koren Aviv? Este Sidur ha sido diseñado para ayudar a los jóvenes a explorar su relación con Dios así como los valores, historia y religión de su pueblo. Envía un correo electrónico a: CCFamilyEdition@rabbisacks.org con tu nombre, edad, ciudad y una pregunta u observación sobre la parashá de Convenio y Conversación Edición Familiar. Los participantes deben ser menores de 18 años. Cada mes seleccionaremos dos de las mejores, y ambos recibirán un Sidur dedicado por el Rab Sacks! Gracias a Koren Publishers por la amabilidad de donar estos maravillosos Sidurim.

LA IDEA CENTRAL

  1. Esta pregunta puede responderse de dos formas. En primer lugar, los israelitas aceptaron la Torá libremente sobre sí mismos, cuando dijeron “naasé venishmá” – aceptaremos estas leyes y después aprenderemos más sobre ellas (Shemot 19:8) – lo que significa que todos los allí presentes estaban tomando un compromiso voluntario basado en la libertad de elección. En segundo lugar, los valores de la sociedad que la Torá nos ordena a establecer están basados en los valores de igualdad e igualdad de valor. Porque todos los seres humanos son creados a imagen de Dios.
  2. Las sociedades totalitarias se encuentran frecuentemente en países comunistas y países de Oriente Medio y África, donde hay un líder y una clase dominante poderosos y la mayoría de los ciudadanos carecen de poder.
  3. Cada ser humano es creado a imagen de Dios y por lo tanto iguales a los ojos de Dios. Que cada ser humano tiene derechos y dignidad inalienables, y que nosotros como sociedad debemos proteger a los débiles en nuestra sociedad.

UNA VEZ SUCEDIÓ…

  1. La educación es un derecho humano importante, junto con otras necesidades básicas que todo ser humano tiene, como comida y refugio, asistencia médica y seguridad. La educación muchas veces significa poder. En sociedades totalitarias donde el poder gobernante tiene un interés activo en limitar el poder del pueblo, frecuentemente limitan la educación a ciertos sectores de la sociedad, un ejemplo de esto fue el intento de los talibanes de limitar la educación para niñas en Pakistán.
  2. Malala luchó para proteger los derechos de las niñas en Pakistán, asegurándose que tuvieran acceso a la educación. Aunque allí la sociedad estaba lejos de ser libre como debería (como se describe en La Idea Central) ella luchó por la libertad y los derechos de las niñas a recibir educación.

DEL PENSAMIENTO DEL RABINO SACKS

  1. Esta fuente describe cómo sería una una sociedad libre basada en los valores de la Torá. Esta es la misión judía, ordenada a los israelitas en Sinaí. Las leyes e instituciones que asegurarán la libertad y dignidad de todos los miembros de la sociedad, incluidos los miembros más débiles, se describen aquí brevemente. Esta sociedad es descrita y explorada con mayor profundidad en la continuación del capítulo ‘Israel, portal de esperanza” en el libro Future Tense del Rabino Sacks.
  2. En Future Tense, el Rabino Sacks argumenta que la única situación en que una sociedad judía puede crearse a nivel nacional es en la Tierra de Israel, donde “el judaísmo es la constitución de una nación autónoma, la arquitectura de una sociedad dedicada al servicio de Dios en libertad y dignidad. Sin una tierra ni un estado, el judaísmo es una sombra de sí mismo. En el exilio, Dios continúa viviendo en los corazones de los judíos pero no en la plaza pública, ni en la justicia de las cortes, en la moralidad de la economía ni el humanitarismo de la vida diaria.”

ALREDEDOR DE LA MESA DE SHABAT

  1. Muchas religiones tienen un código moral individual, donde las instrucciones y mandamientos son dados al individuo, exigiendo sobre su propia vida y comportamiento. Son pocas las religiones que tienen un código moral nacional donde el sistema legal se extiende al nivel de la sociedad. La Torá y el judaísmo es una de esas religiones.
  2. En palabras de Lincoln, los valores por los cuales la constitución americana pretendía crear “una nueva nación, concebida en libertad y consagrada a la proposición que todos los hombres son creados iguales”. Estas ideas estaban inspiradas por las contenidas en la Torá. Todos los humanos creados a imagen de Dios deben ser iguales y tener los mismos derechos y dignidad. Las múltiples leyes que protegen a los débiles en la sociedad, y el hecho que el pacto entre Dios y Su pueblo fue libre, que requería un compromiso basado en una elección, eran todas ideas contenidas en la Torá que inspiraron a los padres fundadores.
  3. Este protege al débil y limita el poder político, económico y militar del rey. También nos presenta la idea que todos los miembros de la sociedad son iguales ante los ojos de Dios, no sólo el rey y la élite gobernante.
  4. Cuando los israelitas respondieron a Moshé “naasé venishmá” – aceptaremos estas leyes y después aprenderemos más sobre ellas (Shemot 19:8).
  5. Mientras que muchas de las sociedades occidentales luchaban por extender los derechos a votar y por la ciudadanía completa a mujeres y minorías en la sociedad hasta bien entrado el siglo XX, la idea de ciudadanía universal y derechos para todos los miembros de la sociedad están contenidos en el pacto de Sinaí. Esto está basado en el hecho que todas las personas son creadas a imagen de Dios, pero también está implícito en la mitzva de Hakel (Deuteronomio 31:10-13), y la interpretación rabínica de Éxodo 19:3 que dice que todas las mujeres estaban allí para aceptar el pacto en Sinaí.

Descarga la Edición Familiar de Itró 5779 en PDF

Esta Edición Familiar es una guía al ensayo principal de Convenio y Conversación para  Itró 5779 que puedes leer aquí.

Traducción y edición

  • Iair Salem
  • Carlos Gómez
  • Myriam Rozengurt
  • Inés Jawetz
  • Abraham Maravankin
  • Leila Blanca